Consejos para el transporte de sofás

Transporte de sofás

Además de manteneros informados sobre la actualidad del transporte, en Anyvan nos gusta aportaros consejos y trucos útiles cuando tengáis que realizar diferentes tipos de transportes. Ya hemos hablado de cómo transportar una nevera, y también consejos para transportar coches. Hoy queremos hablar de un tipo de transporte que preocupa a muchos, especialmente en mudanzas; el transporte de sofás.

Y es que, de todas las cosas difíciles de transportar, el sofá es una de las que están en el top 5. Los sofás son muebles voluminosos, poco movibles, y difíciles de hacer pasar hasta por las puertas. Pero ese precioso sofá de cuero te lo regaló tu abuela y quieres llevártelo contigo a la casa nueva. ¿Cómo puedo realizar el transporte del sofá sin arañar su preciosa tapicería de piel?

Mucha gente se plantea hacer el transporte de sofás por su cuenta. En Anyvan no lo recomendamos, sinceramente. Primero de todo, el sofá debería cumplir las normativas de carga para turismos, bastante estrictas, como que no puede desestabilizar el vehículo, sobresalir, debe ir correctamente señalizado… ¡uf! En lo que te has puesto a pensar en todo ello, ya habrías encontrado transporte de sofás barato en nuestra página de subastas de transporte.

En este sentido, y como bien nos decían nuestras madres, lo barato sale caro. Y es que, además de lo complejo de saber cómo hacer el transporte de sofás en el coche de uno mismo, no es garantía que a un policía le parezca que no está correctamente sujeto, y te ponga una multa. Súmale los arañazos, rasguños y demás desperfectos que podrían ocurrir. Y lo más importante; tu seguridad al volante. Un sofá es un elemento demasiado inestable para llevarlo encima de un coche, la verdad. No vale la pena correr el riesgo.

Entonces… ¿Qué hacemos? Lo mejor es contratar un servicio de transporte profesional. Ellos sabrán cómo hacer el transporte de sofás de cabo a rabo: sacarlo de tu casa, colocarlo en el camión y finalmente llevarlo a tu nuevo hogar. ¡No hace falta decirte que con nuestras subastas de transporte podrás encontrar el mejor precio en transporte de sofás y mudanzas en general!  Así que vale la pena.

Asimismo, unas precauciones que puedes tener en el transporte del sofá es, primero de todo, retirar todos los cojines que se puedan llevar a parte, o por lo menos quitarle las fundas, así hay menos riesgo de que se dañen y también será menos voluminoso. Las partes inamovibles, o no desenfundables, puedes cubrirlas con algún tipo de plástico o elemento protector, para evitar que se manche o se arañe con posibles roces. Tu empresa profesional de transporte te asesorará sobre todos estos detalles, ¡no te preocupes!

Con todo esto… ¡buena suerte con tu transporte de sofás!

Leave a comment

Volver arriba